Madres y bebés celebran el Día del Amor y la Amistad junto al Padre Ángel

Inicio  /  Noticias  /  Últimas noticias  /  Página actual

Madres-bebés-fundacionmadrina-padre angelMadres y bebés de Fundación Madrina se unen al Padre Ángel de Mensajeros de la Paz, en un emotivo acto en la Iglesia de San Antón, para festejar el Día de San Valentín.

El encuentro se celebró con una misa en presencia de cientos de feligreses que acogieron con entusiasmo las reliquias del Santo del Amor, mientras en unas cintas de tela escribían un deseo, un nombre y una petición que dejaban colgadas en la verja que protegía las reliquias.

“Queremos celebrar acompañados la capacidad del ser humano de querer y dejarse querer. El amor a los demás, no sólo a la pareja o la familia, sino a los amigos. A quienes siempre están cuando todo te da la espalda”, declaró el Padre Ángel.

Ver fotos

¿Cómo terminaron las citadas reliquias de San Valentín en el centro de Madrid?

Según el periódico Somos Chueca, sus restos, como los de muchos otros santos y mártires, se encontraron en las catacumbas de Roma en el siglo XVIII y, como no había lugares suficientes para venerarlos, el Papa decidió enviárselos al entonces rey de España Carlos IV, junto con los de San Pantaleón.

Según el propio Arzobispado de Madrid, las reliquias de San Valentín fueron donadas por los Borbones a los escolapios, que los depositaron en la cripta de las Escuelas Pías de San Antón, en la calle Hortaleza. Desde entonces descansan dentro de una urna de vidrio de estilo rococó en la que se puede leer “San Valentín Mártir, Ob. Patrón de los Enamorados”, aunque permanecieron ocultas hasta 1984.

Semiolvidadas durante años, en 1990 el párroco Francisco Martínez Villar encontró los huesos en el sótano y decidió recuperarlos para «darle una oportunidad al santo» y que los creyentes pudieran pedirle favores relacionados con su «especialidad», dejándolos expuestos en una de las capillas laterales del templo, donde se encuentra el llamado “Crucificado de los Niños”, junto a la Virgen María.

Hasta que la Fundación Mensajeros de la Paz asumiera la dirección del templo en marzo de 2015, sólo podían verse los días 15, 16 y 17 de enero, coincidiendo con la festividad de San Antón, pero desde entonces es posible visitarlos de manera permanentemente las 24 horas del día los 365 días del año.

Eso sí, los restos de San Valentín tienen ahora una nueva ubicación, en una de las capillas laterales de la Iglesia de San Antón, donde se encuentra la copia del cuadro de Francisco de Goya “La última Comunión de San José de Calasanz”, custodiadas por dos ángeles con sendas hojas de palma y bajo una gran corona dorada.

Madrid no es la única ciudad que dice tener reliquias de San Valentín (en Italia y Dublín, o en otros lugares de Españ,a como Calatayud o Toro aseguran también tener verdaderos restos del santo).

Fuente: http://www.somosmalasana.com


Post Tags: ,



Deje un comentario

Club de empresas solidarias